Sobre la doctrina “Fuera de la Iglesia Católica no hay salvación”

 

19 de noviembre de 2018

Estimado Padre:

Gracias por su respuesta. Es verdad que cuando se trata de los males de la Iglesia se olvida esta parábola, es más diría que hoy en general es pasada por alto y no explicada en profundidad y evidentemente es central para comprender estas cosas.

Conocía algunos de estos hechos que menciona, sobre todo lo de los cristeros en México. El año pasado por gracia de Dios he visitado ese hermoso país con mi esposa ya que ella es Guadalupana (estoy convencido que mi conversión tiene mucho que ver con su intercesión). Me llamo mucho la atención hablando con mexicanos católicos, que nosotros conocíamos mejor su historia que ellos. No pude comprender en profundidad los motivos, pero sin duda pareciera haber habido un silenciamiento y ocultamiento histórico sobre estos hechos.

Los demás hechos que ud. Destaca algunos no los conocía y otros no lo había visto en esa perspectiva, por lo tanto, sin duda ayudan mucho a la comprensión de esta situación.

Me quedo con sus últimas palabras que me dan claridad y sobre todo orden y paz en esta gran confusión, lo que me permite concentrar mis energías en el verdadero fin. “Hay que dejarlo todo a los ángeles que vendrán a la siega. Y mientras tanto ser buen trigo de Cristo que produzca lo más posible.”

Aprovechando este intercambio quería consultarle sobre otro tema que venimos tratando en nuestra comunidad y consultando hace un tiempo con distintos sacerdotes, pero considero que no hemos logrado aún una claridad que nos deje tranquilos. Es más, mi percepción es que muchos sacerdotes no se sienten cómodos con este tema o tienden a escaparle a la cuestión. Se trata sobre el dogma: Extra Ecclesiam nulla salus (fuera de la Iglesia Católica no hay salvación).

En mi perspectiva personal creo que hoy este es un tema en el que es muy importante dar claridad ya que con el nivel de ignorancia religiosa y confusión en aumento que se vive respecto de nuestra religión, me encuentro continuamente con personas de buena voluntad que me consultan o me cuestionan sobre este tema. Se asombraría de los disparates que me plantean respecto por ejemplo del ecumenismo, el dialogo interreligioso, la veracidad de las religiones, la salvación generalizada de manera extraordinaria tanto para católicos como no católicos, por enumerar algunos.

Intentamos dentro de nuestras limitaciones poner luz sobre estos temas, pero sabemos que algunas veces nos falta claridad. Por eso le pido si nos puede aportar algo sobre este tema.

Desde ya muchas gracias.

Un saludo en Cristo Jesús.

Carlos. AMGD

 

Respuesta del Padre Horacio

Querido Carlos:

Este intercambio se podría convertir en un diálogo y publicarlo en forma de folleto, poniendo nombres fictos a los personajes. A mí podrías llamarme con el seudónimo que quieras. (No es que quiera ocultar mi nombre. Podría ponerlo. Pero puede distraer o disuadir a quien ya me tenga fichado como conservador y retrógrado, porque ignore que en realidad soy un progresista que está de vuelta).

Voy a tu pregunta sobre que “Fuera de la Iglesia no hay salvación”.

1) Lo primero que hay que poner en claro es que por salvación se entiende la divina regeneración, es decir ser hecho hijo de Dios y pasar a integrar y a vivir como miembro de un GRAN NOSOTROS divino-humano. Formado por el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo y todos los asumidos en ese Gran Nosotros como miembros suyos.

No hay acceso a un nosotros de personas sin conocimiento de las personas.

2) Lo segundo es que, como afirma Jesucristo: A Dios nadie lo conoció jamás, es el Hijo el que lo manifestó (Juan 1, 18) Y en otro lugar “Nadie va al Padre si no es por mí… y nadie viene a mí si el Padre no lo traer” (Juan 14,6 y 6,44).

3) Lo tercero: Que la comunión por la fe con la palabra de Cristo es el acontecimiento divino de divina regeneración que nos hace hijos, es decir nos introduce en la condición de libres. Los hijos de Dios son libres. Los demás, son todavía esclavos. Y no hay otra puerta de ingreso en la condición filial que la fe en Cristo Palabra del Padre, semen y esperma divino (Mi libro: Salió el sembrador a sembrar-se).

4) la Iglesia fuera de la cual no hay salvación (es decir entrada en la condición filial por fe e inmersión en la comunión divina y el gran Nosotros divino humano) se llama así porque en griego Ekklesía quiere decir “Llamada” es el pluscuamperfecto del verbo “kaleo” llamar a alguien. La llamada por lo tanto no se hace a sí misma. Es la que responde a la invitación de entrar al nosotros como esposa del Hijo que la invita. Y sólo puede ser esposa si antes nace como hija y le es hermana. En el Cantar de los Cantares el Novio siempre la llama hermana mía, esposa mía.

5) Hay una sola Iglesia parte humana visible del gran Nosotros divino Humano. Dios es esposo de una sola mujer. El Catecismo Nª 1602 muestra que la Sagrada Escritura comienza con una boda (el primer varón y la primera mujer) y termina con la boda del Verbo humanado con la humanidad divinizada que puede hablar y desear al unísono con el Espíritu Santo. De modo que el Esposo puede reconocer la voz de la Esposa y la de la Rúaj como una sola y única voz.

6º) No hay otro camino para ingresar como miembro al Gran Nosotros, a la relación de hijo con Dios Padre, de esposa con Cristo Esposo, de hermano con Cristo Primogénito de muchos, que ser parte y miembro de este Nosotros eclesial terreno histórico y uno a través de la historia.

CONCLUYENDO Si se entiende que nadie puede ser hijo mío si yo no lo engendré y que por lo tanto nadie fuera de mis hijos tiene derecho a mi mesa y mi herencia, es claro, que, si uno no nace y entra en la Iglesia única fundada por Cristo y vinculada con la divina Trinidad dentro de un grande u único nosotros, es claro que, fuera de esa Iglesia, no se está en ella. Y puesto que la salvación que consiste en pertenecer, no se puede lograr sin pertenecer. Pera es igual a pera. Y no pretenda el durazno ser como una pera.

Los que no aceptan que fuera de la Iglesia no hay salvación es porque no tienen verdadero conocimiento de la doctrina revelada. Entienden la salvación como una especie de derecho democrático que tienen todos los seres humanos a compartir la vida divina en la eternidad. Todos quiere seguir siendo durazno, pero con los derechos de las peras.

Y eso es un problema que surge con la Ilustración y el protestantismo del que nace la Ilustración. Por eso Lutero puede despotricar contra la Iglesia concreta y presumir de que él puede conseguir otra, lo cual es pretender cambiarle de esposa a Cristo.

En el Apocalipsis Cristo examina a la Iglesia de cada época y le hace reproches y alabanzas, le anuncia castigos y premios. Pero es su Esposa y el Esposo es el único que lo hace con derecho y autoridad propia. Lutero que se caye y meta violín en bolsa.

Te adjunto un archivos que tiene que ver con tu pregunta: El Americanismo y El Caso de la ‘Herejía’ en Boston

Ahí verás cómo el drama se juega en USA y que lo que está detrás es el americanismo (condenado por León XIII, pero no extinguido por la condenación, como toda herejía no se extingue por ponerle la etiqueta de tal y se sigue repartiendo)

Padre Horacio. AMGD

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *