Quienes somos

 

Somos comunidades católicas con un único fin: Alabar y Servir a Dios y con su gracia alcanzar la santidad para dar mayor gloria a Dios nuestro Señor.

Somos soldados de los ejércitos de la ciudad de Dios y libramos una guerra contra enemigos terriblemente superiores a nosotros, pero nuestro Rey, Nuestro Señor Jesucristo, Señor de la historia, nos ha garantizado la asistencia en el combate y la victoria final, porque Él ya ha vencido al enemigo por nosotros.

Ahora solo nos queda librar el combate de la fe en este mundo, para el cual contamos con la armadura de la gracia de Dios y la protección de nuestra Santísima Madre María.

No queremos saber nada fuera de Jesucristo, y Jesucristo crucificado.

Nuestras armas son la fe, la esperanza, la caridad, la oración, el evangelio y los sacramentos. También contamos con la inefable asistencia del Espíritu Santo y la milicia celestial.

Como comunidades cristianas católicas tenemos como inspiración las primeras comunidades cristianas, sobre todo paulinas, donde los cristianos se reunían en comunidad para orar, formarse y practicaban las obras de caridad entre ellos y hacia los demás.

El espíritu de estas comunidades es irradiar el amor y fidelidad a Jesucristo crucificado como único medio para llegar a Dios Padre y que este amor nos haga como comunidad sal y luz para la conversión de las almas.

Nuestro carisma es: Dios o nada – Alabar y servir a Dios.

Adoptamos como patrono de nuestras comunidades a San Pablo Apóstol quien fuera gran hacedor de las primeras comunidades cristianas y nos encomendamos a nuestra Madre, María Santísima, mediadora de todas las gracias, abogada y protectora nuestra.

Comentarios cerrados.